¿Cuánto vale la idea que a vos no se te ocurre? Ago25

Tags

Related Posts

Share This

¿Cuánto vale la idea que a vos no se te ocurre?

Hay que admitir que son entusiastas. O insistentes. O caraduras. La misma empresa que hace un año nos había convocado para un cero ético concurso de agencias fantasma (llamémosla “Prospecto A”), volvió a la carga de la forma más amable y amorosa. Copio los mails, con el debido resguardo de las identidades, y al final va la reflexión para colegas y “Prospectos A”:

Mail del Prospecto A:

Hola Juan,

¿Cómo estás?

Como te comentó Fulana, estamos recibiendo propuestas (N.d.A: “Estamos recibiendo propuestas” porque las propuestas brotan espontáneamente de las baldosas) por un proyecto muy lindo (N.d.A: “proyecto muy lindo” porque así entusiasmamos a los proveedores creativos estimulando su vocación por la belleza) que queremos realizar en octubre.

Adjunto el brief del proyecto y podemos armar un call para entrar más en detalle.

Saludos!

Mengano.

 

Diálogo telefónico:

_ Hola Mengano, leímos el brief: estimamos que la elaboración de las propuestas nos tomará unas 20 horas/hombre de investigación, ideación y armado de la presentación. Si te parece te pasamos un presupuesto de eso.

_ Ah, ok, ¿cobran por pensar propuestas?

_ (No, regalamos todo, acá tengo plantas en vez de personas, entonces las alimento poniéndolas al sol, fotosintetizan y no pago sueldos, por eso laburo gratis). Sí, Mengano, tengo que monetizar el manpower que dedico para tu proyecto, aunque sea en un estado preliminar. Es como un arquitecto que te cobra en anteproyecto, aunque al final no hagas la casa, ¿se entiende? (O como el médico que te cobra la consulta aunque no te opere, o como tu empresa, que es una consultora y te cobra por el minuto que respira el consultor).

_ Bueno, mandame el presupuesto.

 

Envío de presupuesto:

Estimado Mengano, te pasamos el presupuesto de manpower que estimamos para presentar los elementos.

El entregable es la presentación con las ideas. Y en caso de terminar siendo elegida (alguna de nuestras propuestas) se descuenta del monto total de la compra de los elementos.

Gracias nuevamente.

 

Respuesta de Mengano:

Gracias Juan por el presupuesto.

Lamentablemente no vamos a poder avanzar. (Te hice mandar el presupuesto porque me daba vergüenza blanquear de una que el objetivo era que pensaran por nosotros a costo cero para nosotros y a mucho costo para los proveedores).

 

Reflexión para los colegas:

  • Criterio 1: Piensen como hombres de negocios. Su creatividad vale, su talento vale, las horas de sus profesionales valen. Vale dinero, plata, cash. No se dejen entusiasmar por los Menganos; quieren gratis lo que sale muchísimo, por más intangible que sea. Si lo regalan, se prostituyen y desvalorizan. Y ante la duda, hagan esta prueba de reciprocidad: pídanle a cualquier Mengano que les trabaje gratis en su empresa durante una semana, o les regale productos por el valor de su manpower, a ver qué les dice.
  • Criterio 2: ¿Trabajar a riesgo? A riesgo trabajan las petroleras, colegas, donde la contraparte es la geología, no otra persona. Si un Mengano les pide trabajar a riesgo, dividan el riesgo por partes iguales: calculen el valor del manpower, lo dividen por dos, y ustedes aportan la mitad y la otra mitad la paga él. Si se niega, no es trabajar a riesgo, es chantada pura y dura, porque el riesgo lo tienen 100% de su lado. Díganme algo más injusto.
  • Criterio 3: ¿quieren arriesgar porque alguna marca o proyecto realmente los entusiasma? Háganlo, no hay nada más placentero. Pero que sea porque ustedes lo quieren hacer, no porque se trate de una imposición de la contraparte. Nosotros también lo hacemos con marcas que por alguna causa nos atraen, y es parte de la inversión en prospección que lógicamente tiene todo negocio.
  • Criterio 4: ¿donar el trabajo? Sí, felices, pero para aquella organización que tiene un fin social y no de lucro. Si no, que pague.

 

Reflexión final para todos los Menganos del mundo:

Muchachos/as:

  • Premisa 1: si no se les cae una idea, está bien. Quizá no tengan el talento, quizá no sea su trabajo; está todo bien.
  • Premisa 2: si llaman a un proveedor equis es porque consideran que les puede aportar valor. O sea, porque tiene talento, reputación, experiencia, credenciales. Si no, no lo convocarían, ¿no?
  • Conclusión 1: es ridículo convocar a alguien que valoran y no reconocerle el valor. Aprecien el trabajo ajeno.
  • Conclusión 2: Páguenlo.
  • Conclusión 3: las industrias creativas no venden aire, sino que viven de aportar lo que a ustedes justamente les falta. Ése y no otro es el valor agregado de los proveedores que convocan. No sean entusiastas. O insistentes. O caraduras. Gracias.

©JIR