marcados Feb22

Tags

Related Posts

Share This

marcados

Dejemos el juicio de valor y el debate acerca de si esta sociedad está enferma o no y hagamos el cálculo de cuántas marcas vemos a lo largo del día. Puede variar en más o en menos según cómo te muevas, y para estimarlo asumo que vivís solo y hago la suma más pequeña posible:

  • Estás dormido, suena el despertador que, casi con seguridad, es tu propio celular. Abrís los ojos y ves la marca del aparato. También la de tu empresa telefónica y si mirás la pantalla, los íconos que tengas ahí: Facebook, Twitter y Whatsapp, como mínimo. Vamos 30 segundos, ya viste 5 marcas y todavía estás semiinconsciente.

  • Te levantás y mientras te arrastrás por tu casa vas viendo las marcas de los electrodomésticos y aparatos que tengas. Unas 10.

  • Querés desayunar y abrís la heladera: ves por lo menos 15 marcas de los productos que guardes ahí (lácteos, mermelada, manteca, pan, bebidas varias, condimentos, etcétera). Ya vamos 30.

  • Medio zombi todavía, entrás a ducharte: ves, mínimo, 10 marcas diferentes: shampoo, enjuague, dentífrico, crema de afeitar, y otros elementos de tocador. Si sos mujer, seguro ves más. Vamos 40.

  • Te vestís y ves las marcas de tus zapatos, ropa interior, camisa y pantalón. Ah, y desodorante. Vamos 45.

Y todavía no hace media hora que estás despierto y no prendiste ni la radio ni la tele y ni saliste de tu casa.

Salís, das un paso afuera y ahí empieza el bombardeo. Mientras caminás ves:

  • Las marcas de todos los autos, motos y empresas de colectivos (pongamos unas 15)

  • Todas las marcas y stickers del primer kiosco con el que te cruzás (mínimo, 30).

  • Si tenés unas unas 10 cuadras hasta el subte, ves como mínimo 50 carteles publicitarios de vía pública

  • En esas 10 cuadras, hay por lo menos 30 comercios, cada uno de ellos con 2 marcas mínimo en su vidriera. Si ves una ferretería, mirás un puesto de diarios o entrás en una farmacia, ni te cuento.

  • Bajás al subte y ves la marca de la empresa de transporte, la del gobierno de la ciudad, los carteles publicitarios de las estaciones, y algunos puestos de comercios.

  • Leés el diario que te regalan y ves 20 avisos.

  • Si prestás atención, ves las marcas de la ropa que usa la gente del vagón.

  • Llegás a tu estación y te comprás un chicle. En el mostrador del kiosco tenés frente a tus ojos por lo menos, 100 marcas más.

Vamos sumando más o menos unas 360 marcas en una hora y media.

  • A lo largo del día caminarás por la calle, navegarás en internet, ingresarás a las redes sociales, comerás, te comprarás un snack para la tarde y harás una vida normal de oficina (con suerte no andarás por la calle) con lo cual estarás expuesto todo tipo de marca: desde los productos que consumas, hasta los avisos que veas en las páginas que navegues y todos los comercios, avisos de vía pública y marquesinas de los lugares por donde camines. Por lo menos, otras 500. Algunas muy masivas, como Coca Cola, se repetirán, claro, pero a las 5 de la tarde, habrás visto unas 860 marcas únicas aproximadamente.

Sin embargo, todavía faltan unas horas para ir a dormir:

  • Volvés a casa por el mismo camino y repetirás las marcas que viste en el viaje de ida; y si vas leyendo una revista de actualidad más o menos masiva, verás otros 30 avisos aproximadamente.

  • Se te da por limpiar un poco tu casa y ves varios productos de limpieza, cada uno con su marca. Digamos que 5.

  • Luego de cenar, mirarás un ratito de tele (¿una hora y media?) y estarás expuesto a por lo menos 5 tandas publicitarias, con 10 marcas cada una. Sin contar la del propio aparato y la del DVD. Y eso si no hacés zapping, porque si zappeás, irás viendo las marcas de todos los canales entre los que estés saltando (¿unos 30?). Durante ese rato frente a la tele, añadirás unas 530 marcas extras a las que viste durante el día. Vamos 1415 y te falta una hora para ir a dormir.

  • Supongamos que entrás 40 minutos a internet a ver un par de videos o navegar algunas páginas que te interesen y verás otras 20 marcas de publicidades. 1435.

  • Te acostás, abrís un libro y ves la marca de la editorial. 1436.

Imaginemos que ese día no fuiste al supermercado y gracias a ello evitaste ver otras 700 marcas, por lo bajo.

Así que, tomando el cálculo más conservador, a lo largo del día tu cerebro vio 1436 nombres y logos de productos y servicios.

Te da sueño, cerrás los ojos y te dormís. Marcadísimo.

©JIR

PD: en este post hay una (creo que) interesante discusión sobre si lo descrito arriba es bueno o malo, evitable o no.