compañero del miedo Sep23

Tags

Related Posts

Share This

compañero del miedo

Una sugerencia, dicha de mil amores: nunca te conviertas en el compañero del miedo. La persona (jefe, colega, proveedor, cliente) problemática, reclamadora, intratable a la que todos temen decirle algo, para no sufrir cualquiera de estos avatares de su mala actitud:

  • Ofuscarse.

  • Cuestionar por el hecho de cuestionar y con el objetivo real de hacer el menor esfuerzo.

  • Ser sarcástico con la gente, pesimista con la misión, desesperanzado con la meta.

  • Quejarse de lo que hay que hacer, de cómo se hace, de para quién se hace, de para cuándo debe ser hecho.

  • Criticar… y no aceptar una crítica.

  • Ser refractario a toda sugerencia.

  • Sentirse ofendido y reaccionar a la defensiva ante la mínima opinión constructiva sobre su laburo. Tomar las cosas de forma personal.

  • Hacerse repetir mil veces una indicación simple.

  • Terminar las tareas a cuentagotas, obligando al otro a grandes gastos de energía para obtener lo que debería resolverse de un saque.

  • Cumplir a medias, haciendo las cosas hasta ahí, llenas de defectos y carencias, que obligan al otro a “molestarte” repetidas veces para que las hagas bien.

  • Buscarle el pero a todo.

  • Jugar con los plazos para demostrar que sos el dueño del tiempo de los demás.

  • Emitir mensajes no verbales que indican fastidio, desgano o insatisfacción y cuando te consulten si te pasa algo, fingir con un “Todo bien, ¿por qué me lo preguntás?

  • Actuar como si todo girase a tu alrededor.

  • En definitiva, que cada cosa que tenga que ser hecha, en tus manos se convierta en un escollo y la gente prefiera no recurrir a vos.

 

Podría decirte que esta sugerencia es para que tus compañeros no te aíslen, ni tus jefes elijan a otro para darles los mejores laburos o te rajen del trabajo, ni eviten contratarte si sos proveedor, o no te quieran atender si sos cliente, o tus colaboradores no te abandonen si sos empleador. Podría decirte que es para avisarte que si hay alguien que labura igual que vos -o hasta un poco peor, pero con mejor actitud- lo van a preferir en tu lugar. Podría decirte que es para que tengas una carrera exitosa, porque no progresamos solos, sino junto (y gracias) a otros, en redes humanas que se tejen a largo plazo y con armonía. Pero el motivo práctico por la que te la doy es para que seas feliz durante 9 de las 24 horas del día.

Nadie quiere sufrir inútilmente, la gente busca trabajar en un ambiente de gratificación y respeto. El compañero del miedo –sea colega, empleado, jefe, proveedor o cliente- más temprano que tarde deja de ser “compañero de” porque se queda solo. Lo dejan solo, mejor dicho. Le huyen, dicho con total exactitud.

©JIR