leche y crema Abr22

Tags

Related Posts

Share This

leche y crema

Caso real. Guerra Civil española, da igual si es tierra nacional o republicana, porque para los dos gitanitos huérfanos es tierra de nadie. Los hermanos, uno de 11 y el otro de 4, llenos de ojos y hambre, entran a un caserío semidespoblado por los combates. Mendigan algo de desayunar y una buena mujer les alcanza una botella de leche recién ordeñada por la madrugada. Los chicos, que no comen desde hace dos días, ven el cilindro de boca ancha rebosante de leche gorda como a una golosina fantástica; se sientan en un banco de madera y es evidente que el pequeño está muy débil. Pero el grande le ofrece un amor duro, una instrucción desabrida: le advierte, con prepotencia, que él dará el primer sorbo e indicará cuándo el chiquito deba dejar de sorber. Marcará el ritmo, será el árbitro hasta la última gota de leche y el último grumo de nata.

La señora intenta intervenir y no llega a hacerlo, porque el mayor empina la botella y con grandes ruidos de deglutir, sube y baja su incipiente nuez de Adán durante unos interminables e injustos segundos, hasta que se la pasa al menor. Y la mujer descubre un secreto: el grande no bebió nada, solamente fingió. Cuando su hermanito sorbetea por unos instantes, el mayor exige que le pase la botella y emprende el siguiente trago, más teatral y realista que el primero. Y se la vuelve a pasar, intacta, para que el pequeño siga tomando sin percatarse del truco. La señora entiende que le está dejando toda la leche a su hermano, pero para no humillarlo, para no brillar de bueno, no se lo dice. Está siendo un héroe y quiere ser anónimo. Ella lo deja ser. Así transcurre el pasaboca de leche y crema hasta que la botella se vacía. Los gitanos se la devuelven y le agradecen. Se van a seguir buscando comida. El menor está menos débil. El mayor está gigantesco.

(Palabras más, palabras menos, es una historia que me contaron en algún campamento o convivencia, no recuerdo. Y tiene que ver con este post, Lo malo de los buenos)

©JIR