historias mínimas Abr03

Tags

Related Posts

Share This

historias mínimas

Hay gente que colecciona objetos; yo colecciono historias. Cuanto más intrascendentes parezcan, mejor.

Este post es una caja que se va llenando a medida que encuentro estos tesoros de nimiedad, nuditos de la trama de un mundo demasiado hambriento de candeleros. Sí, le usurpo el nombre a la hermosa peli de Carlos Sorín, porque no se me ocurre otro mejor para ir reseñando estas memorias desapercibidas. Son todas [sic], es decir, copiadas literalmente de las fuentes de donde las saqué, respetando su estilo y errores de redacción; solamente pongo en itálicas las partes que me dan más ternura, sea por cómo están redactadas o por lo que dicen. Vamos, pues.

 

El viaje más soñado y menos esperado. (Tomado del periódico Reta News, año 1 número 1, Reta, diciembre 2011)

 

Arturo Jensen, nuestro artesano retense por adopción, en el año 1998 fue ganador de los torneos bonaerenses, por la presentación de un trabajo artesanal de talla en asta. Este trabajo, que consistió en tallar la réplica de un reloj cucú que está en Villa Carlos Paz, le valió el premio provincial, y ganó un viaje a España con todos los gastos pagos. Nosotros tuvimos acceso al diario que Arturo escribió sobre su viaje, y en el que anotó minuciosamente todo lo que lo asombró y disfrutó. A continuación, les presentamos un resumen.

Leímos el diario de viaje de Arturo, que nos cuenta sobre su gira a España, en la que fue acompañado por Pancho Landulco, la delegada Martins, con su señora madre y su compañera de canción en el tango “Un quinteto en perfecta armonía”, como él mismo lo definiría.

Viajó por Aerolíneas Argentinas. El avión salió a las 22.30 h despegando rumbo a San Pablo, Brasil. Allí estuvieron unos 50 minutos y después siguieron directamente a España, despegando a la 1 h de la madrugada. Volando todo el viaje sobre el mar, llegando a Madrid a las 11.00 h de la mañana del viernes.

Durante el viaje, Arturo fue atendido de la mejor manera por amables azafatas que les servían dos veces el almuerzo y una vez café con leche con jugo, naranjada, pan con manteca, mermelada, facturas, etc. A la hora prevista, aterrizaron en Madrid. Un exitoso viaje y un perfecto aterrizaje. A las 16.30 h de la tarde, viajaron en un colectivo que los llevaría a conocer la ciudad de Madrid. El paseo duró 8 h. “He quedado muy impactado por el hermoso panorama natural, como por las obras hechas por las manos del hombre”, decía Arturo en su diario.

Cuando el micro hace su pasada frente a un inmenso hotel de 4 estrellas, en su lujosa entrada, un consejero los recibe para indicarles el camino a un inmenso salón, para luego llevarlos a su habitación, cada uno con su tarjeta magnética que hace de llave.

Al día siguiente le tocó ir de excursión a la ciudad de Toledo, distante 70 km de la ciudad de Madrid. Toledo es muy conocida por sus cuchillos y toda la artesanía en cuero. Terminada la excursión, volvieron al hotel. Cuando llegaron, les ofrecieron un lujo de comida que no detalla por no saber exactamente de qué se trataba.

Al día siguiente, cuando se levantaron, vieron que les esperaba un día hermoso. Salieron para el Museo del Prado a las 8.30 de la mañana. El museo se trata de pinturas exclusivamente religiosas e históricas. “Es todo muy lindo y tal vez interesante, lástima que ninguno o casi la mayoría no entendíamos demasiado de todo esto”. Había aproximadamente unas 800 a 1000 personas, todas observando y siguiendo la explicación de sus correspondientes guías. Por la noche, salieron del hotel con el micro a otro hotel a cenar y a ver espectáculos de flamenco y la también la muy lujosa Escala de Marsella. El espectáculo terminó con bailes populares tanto argentinos como españoles; salieron hacia el hotel cerca de las 2 de la mañana.

Al otro día se hizo una reunión en el hotel para todos los argentinos, en la que algunos artesanos expusieron sus trabajos. Ese mismo día les tocó viajar hacia el Valle de los Caídos. Salieron a las 8.30. Desde ahí los trasladaron al monasterio del rey, donde se encuentran los nombres de todos los reyes. Salieron nuevamente hacia Madrid.

Les dieron descanso desde las 7.30 h hasta las 8.30 h y salieron nuevamente hacia Florida Park, que es un gran parque con escenario de teatro, ahí cenaron.

Salieron a las 7 h hacia la ciudad de Segovia, “la rodeaban dos ríos: el Eresma por el norte y el Clamores por el sur”. Está compuesta por casas y catedrales antiguas.

Después de recorer gran parte de los antiguos caminos angostos, llegaron a un negocio de todo tipo de productos artesanales. Ese día almorzaron en el restaurant Lagos, el almuerzo era cochinillo. Los recibieron con tambarillo y gaita, “verdadera música gaitera”, diría Arturo entusiasmado.

El último día de salida fue destinado al Palacio Real, “que empezó con una larga espera afuera. El Palacio Real se trata de reyes de épocas pasadas hasta la fecha, tratándose de inmensas riquezas”. Les hicieron pasar por todas las residencias, cada cual más lujosa.

Con esto se terminaron las excursiones turísticas y culturales en la que participaron. Al día siguiente a la tarde partieron nuevamente hacia Argentina.

Arturo comentó sobre cómo se sintió ante esta gran nueva aventura, porque a pesar de su edad, no es mucho lo que él ha visto fuera de su zona de nacimiento. Pensaba que quizá hubiera sigo mucho más provechoso el viaje si se hubiera producido 20 años atrás, “pero por algo será que el destino es así”, se decía al final de estas reflexiones.

 

Reseña institucional. (Tomado de un folleto turístico promoviendo el campeonato “24 h de la corvina negra”. Tres Arroyos, enero de 2012)

 

Corría el año 1955 cuando un conjunto de entusiastas aficionados en el afán de hacer mucho por el deporte de la caza, conforman el grupo de personas denominado “REGARTULCHAHOE”, dicho nombre se forma con sílabas de los apellidos correspondientes a los seis integrantes: Enrique y Ernesto Ré, Emilio García, Bernardo Tula, Ever Chachero y José Hoe.

El ansiado anhelo de estos emprendedores a los que se suman otros colaboradores, se cumplió el 16 de agosto de 1957, en el que se funda el Club de Cazadores de Tres Arroyos, que además de caza de campo, comienza a organizar concursos de tiro, que se realizaban en las instalaciones del Tiro Federal. Luego se cuenta con instalaciones propias en Esteban Echeverría 1800, donde se desarrollaban numerosos concursos de alcance nacional e internacional de tiro a la paloma y platillo. Fueron muchos los deportistas que se destacaron en este deporte, entre ellos podemos recordar a los tiradores Higinio Di Salvo, José Miguel Rubio, Luis Pesalaccia y Roberto Pesalaccia. (…)

 

Algunos juicios críticos sobre la obra de Lía Esther Rossi de Torres. (Tomado de la solapa del libro de poesía en prosa “Los dos pórticos” de dicha autora ignota. Buenos Aires, abril de 1959)

 

El académico Roberto Giusti dice: “No la lisonjeo si le digo que su último libro debe enorgullecerla. Sus “idilios”, en el sentido etimológico de “cuadrito”, “imágenes”, son deliciosos. Tiene usted el don de la imagen lírica, ingrávida. Su pluma la dibuja con rara finura. ¿Cuál elegiré para ejemplicficar? ¿El primero, “La mariposa”? ¿O “La higera” con su moño? ¿O “La fuente” con su perfecta representación del picaflor? ¿O “El huevecillo”? Si tuviera que elegir en este momento alguna lectura para un libro mío de texto, le digo con verdad que una saldría de “Los dos pórticos”.

Del académico Rodolfo Ragucci: “En “Los dos pórticos” he admirado la elevación y nobleza de sus pensamientos y la excelencia de su estilo diáfano e insinuante. Los capítulos son deliciosos poemas”

Del académico Rafael Alberto Arrieta: “La evagación lírica ligeramente apoyada en la objetividad de los diversos episodios, armoniza con la dulce femineidad y el acento confidencial que fluyen de todas las páginas de su libro “Los dos pórticos”. El lenguaje preciso y pulcro y la expresión poética realzan el atrayente conjunto“.

De Alma Helios: “He transitado por el camino puro y fresco que es “Los dos pórticos” y he sentido la poesía viva de la vida, ceñírseme en el pecho. Me ha dejado el alma temblorosa de música silvestre, de espera, de esa ingenua espera que todos tenemos en el mundo sin saber en definitva qué esperamos. ¿Será “La canción del trodavor” o “La sonrisa de la doncella”?

 

Neumáticos Gutiérrez. (Tomado de una carta comercial de esa firma, puesta en el limpiaparabrisas del auto, a modo promocional. Abril 2012)

 

Señor Propietario:

Ante todo, queremos felicitarlo por residir en nuestro querido Barrio de Palermo.

Nuestra empresa dedicada al rubro: Neumáticos, Servicios de Gomería y Anexos (alineación – balanceo – frenos – amortiguación – tren delantero, etc) es la más antigua de la zona. En efecto, nació en el año 1928, tiempos en que Jorge Luis Borges se instaló en Palermo y en sus calles arboladas encontró la inspiración para la mitología orillera de sus poesías y cuentos.

Hoy, con el crédito que otorgan más de 80 años de actividad comercial ininterrumpida y en manos de la misma familia (4ta generación), queremos tener el privilegio de contarlo como cliente, en la seguridad de que pronto será un amigo de la casa.

Afectuoso saludo.

Julio Enrique Gutiérrez – Presidente

Aviso: Presentando esta nota, Ud. obtiene un descuento del 20% en nuestros servicios. No dude en consultarnos; estamos para servirlo.