LAS ACEITUNAS Dic06

LAS ACEITUNAS

Ustedes que no son héroes lo ignoran, pero la misión final del héroe no es matar sino hacer creer. Matar y a veces morir es solamente otra forma de enseñar a los hombres que hay causas más sagradas que su nimia vida. En este sentido soy doblemente héroe, aunque para los atenienses lo sea en uno solo. Es que ellos no saben —no pueden saber— que mi amigo siempre aborreció la carne humana y aún detesta todo tipo de carne, como la detestaría cualquier herbívoro. Sus dientes ni siquiera están hechos para desgarrar músculos o quebrar osamentas, pero entre morir de hambre y comer gente, obviamente elegía lo segundo, cosa que su hibridación le...

Poemas III Sep01

Poemas III

La fiebre Calcuta, India. Para Rubén   Una fiebre de la pequeña menos encendida que la chispa de la vela. La fiebre de la pequeña.   Las gotas del agobio en la frente de la pequeña juntan menos agua que una lágrima.   (Y sin embargo son miles de perlas; muchas más miles que el...

El libro de los seres posibles Jul27

El libro de los seres posibles

Este es un dizque libro que perpetré cuando tenía circa 19 años y acabo de reencontrar en una mudanza. ¿Qué puedo decir? Quise hacer un bestiario de seres no imaginarios sino factibles, con los cuales convivimos todos los días. Las ideas me siguen gustando, la forma de escribirlas, no. Pero si lo repudiaba así como así, sin dejar que aunque sea se remojara en la luz de tu ojo que no tiene el criticismo del mío, me iba a sentir un lisiador gratuito de algo que podría cobijar un poco de decencia, o al menos ingenuidad. La solución fue quitarle las partes que juzgué más deficientes y dejar aquellas que no me dieran tanto pudor. Estás a un...

Brazo May31

Brazo

No era la primera vez que un dinosaurio lo pinchaba cuando entraba a ducharse; con cuatro hijos chicos, lo improbable era no pisar un juguete olvidado en la tina. Pero esta vez dolió y de la planta del pie nacía un filamento de sangre; lo había tajeado una espadita sostenida por un brazo de...

Poemas I Feb24

Poemas I

Parece poca cosa, pero es todo un ritual el correrte el cabello detrás de la oreja con tres dedos y en silencio, las manos oliendo lejanamente a jabón. Buenas noches es el segundo acto aparentemente trivial, pero es toda una liturgia tartamudear mi día en tres palabras y libar en tres...

POEMAS II Nov11

POEMAS II

Ella antes de ser ella.   No se parecía al olvido pero sí a la tarde, a eso de las cinco, cinco y cuarto, cuando bostezan las cosas y presentimos la noche. Su voz era el vaivén sedentario del agua del puerto. Había venido de lejos y la lejanía la escoltaba, invisible y canina, para que...

Naturaleza Feb17

Naturaleza

Un perro adoptado por un hombre retraído, lo ve morir. La finca es enorme, despoblada y no recuerda una sola visita en todos los años de venir viviendo en el lugar. En su oscura inteligencia intuye que eso que yace en la cama no es ya su dueño. Por supuesto, sin ser capaz de definirlo, siente...

Cumpleaños Dic18

Cumpleaños

Quizá la soledad sea el lujo máximo del hombre exitoso. No la que aflige, sino la elegida: no tener a nadie cuando no se quiere, y estar rodeado de todos cuando sí se antoja. Que los humanos respeten con sacralidad el espacio vital, sabiendo que no tienen la iniciativa de transgredirlo,...

la máquina del tiempo Nov13

la máquina del tiempo

Juan Mayona era una bomba lógica que reventaba las tertulias. Con un solo razonamiento o dato duro, asolaba nuestras teorías y vaticinios sobre el progreso de las ciencias y el mundo venidero. Era imposible discutirle, él era inventor profesional, físico y eximio matemático, y nosotros, en el fondo, sabíamos que jugábamos a la ficción. Inventar es soñar, decía, pero con sagacidad y método; y ustedes solamente postulan como taxistas o peluqueros, que tienen soluciones para todo y nunca pasan de ahí. Lo queríamos mucho, era mi mejor amigo y el loco necesario, la dosis semanal de asombro. Nos salvaba su impuntualidad incurable, que nos daba...

MITAENA Nov03

MITAENA

Mitaena suele intentar viajar de la siguiente forma: en la madrugada del día del vuelo, inventaría todos y cada uno de los objetos de su casa con un método de catalogación que ya quisiera poseer el bibliotecólogo más minucioso, empezando por aquellos de volumen más considerable -el piano de...

simbiontes Ago31

simbiontes

También les pasa a ustedes, pero no se dan cuenta. No duele, sólo se siente en los dientes, como cuando alguien raspa las uñas en un pizarrón. Lo que alivia es que sean solamente diez; y que en el caso de que sucediera una desgracia, un accidente, no pudieran ser más, sino menos. Aunque es...

clamor Jul27

clamor

Cada día tiene su y por si fuera poco. E imaginate si llegás a esa conclusión apenas abrís los ojos, apenas está amaneciendo, apenas desembarcás en la vigilia. Feliz o infausto, qué más da, en todo caso es demasiado temprano para el y por si fuera poco de la jornada. No te voy a pedir comprensión, te estoy pidiendo atención: ya sé que estás en lo macro, y lo micro -la vida, en fin- en ocasiones se te pasa. De las infelicidades posibles, ignorar lo que está sucediendo por planificar lo que podría suceder, es una de las más refinadas. Aunque sé que la gente te respeta por eso, la empresa te paga un sueldazo y yo ya viví lo suficiente como...

pleamar Jul27

pleamar

Tarde o temprano iba a suceder. Un abadejo vivaz fue el primer signo de que ese chiquito lloraba distinto. Segundos después, lo siguieron algunas burriquetas, una corvinita rubia y un chucho baboso y pardo, de aguijón agudo, que apagó de un susto las carcajadas nerviosas de los hermanos. Mamá...

Primer sílaba May25

Primer sílaba

Vamos con un divertimento en el taller de narración de la USAL, con María Lucrecia Reta. La consigna era tomar la primer sílaba de tu nombre y ponerle un verbo que empiece con la misma sílaba, en presente indicativo. Juan juega, Juan junta, etcétera.  Después de presentarnos de esa forma,...

Intertextualidades May24

Intertextualidades

Este texto proviene de un ejercicio de un taller de narración en la USAL con María Lucrecia Reta, una profe de literatura amena y apasionada al mismo tiempo. Arriba, les comparto el cuento original de Antonio Dal Masetto, que fue el punto de partida. Y abajo, el intertexto del ejercicio. Lo...

LLUVIEDADES Abr03

LLUVIEDADES

Ella no se decidía por cuál esquina vadear, la calle era un torrente pequeño demasiado grande para sus zapatos caros. Por fin una ráfaga de viento le quebró el espinazo al paraguas y le vi la cara; tenía los ojos como mariposas en alfiler. Él vacilaba a su lado, a un metro y diez galaxias de...

EL HOMBRE QUE VIVíA CON MONSTRUOS Dic28

EL HOMBRE QUE VIVíA CON MONSTRUOS

Toda la película es muda, no hay diálogos, todo es gestual y evidente por lo no verbal. Una música cálida le da clima a todo y nos hace emocionar. Abre la imagen con el frente de una casa vieja, de Chacarita o algún barrio que haya tenido un pasado de lindas casas, ahora viejas. Sobreimprime el título “El hombre que vivía con monstruos” ESCENA 1 Es el amanecer.Ya estamos dentro de la casa. Vemos varios planos de la luz del sol entrando en distintos ambientes, como despertando a la casa. Por todo lo que esa luz ilumina o sugiere, nos damos cuenta de que es una casa antigua, avejentada, vacía. Estamos en la habitación de un viejito. Hay...

Miedo Dic07

Miedo

Plano general del fondo ­del mar, vemos a dos buzos antiguos, con escafandras de bronce y zapatos de plomo, que están trabajando sobre un naufragio. No se ven sus caras, sino sus figuras, como muñecos. Todo es azul, abismalmente azul. Se ven las columnas de burbujas que salen de los buzos,...

¿Vino Pocho? Dic01

¿Vino Pocho?

Estamos en los años 30`s. Vemos en traveling de cámara aérea subjetiva que viaja por toda la ciudad bajo la lluvia, de noche. Pasa frente a una humilde carpa de circo y en la taquilla vemos un cartel que dice FUNCIONES SUSPENDIDAS. SE DEVUELVEN LAS ENTRADAS. Unas pocas personas con paraguas hacen la cola para retirar su dinero. Sigue el traveling hasta la puerta de una casa de velatorios. Acá se desarrolla la escena. El muerto es un enano. El cajón es chiquito. La viuda está al lado, es una mujer de 50 años, muy linda. Un hombre calvo, serio, la toma de la mano protocolarmente. Alrededor están los deudos musitando en voz baja. De pronto,...

Parpadeo Nov16

Parpadeo

Esa mañana, como todas, el espejo de cuerpo entero la esperaba para devolverle su imagen de recién duchada. Arriba, la claraboya enorme aspiraba el vapor, desempañando azulejos y dejando entrar una abertura celeste y una brisa redonda. Mientras se ojeaba en el cristal que había reflejado las...